La escuela N°300 de Colonia Nicolich y la escuela N°98 de la ciudad de Mercedes recibieron una mención en el Premio Nacional de Eficiencia Energética 2020 este jueves 10 de diciembre. Por su parte el CEIP también recibió una mención en el rubro Sector Público por sus medidas de eficacia energética aplicadas en más de mil centros educativos.


La escuela N°300 de Colonia Nicolich (Canelones) y la escuela N°98 “Ana de Monterroso” de la ciudad de Mercedes (Soriano) participaron en la última edición Premio Nacional de Eficiencia Energética 2020, dentro de la categoría Educación. En una ceremonia virtual, este jueves 10 de diciembre ambas escuelas recibieron una mención por su trabajo de difusión en la comunidad y la incorporación de tecnología para el análisis y control del consumo de energía.

En el primer caso, los alumnos de la escuela N°300 elaboraron carteleras para repartir entre los quioscos y almacenes de la localidad, también mandaron por Whatsapp “consejos para no gastar tanta luz” en los hogares. “Vimos que habían electrodomésticos que eran eficientes y otros que no”, explicaron los propios alumnos de ese centro.



Por su parte, la escuela N°98 de Mercedes participa desde hace años del programa “Túnicas en Red”, una iniciativa de UTE que cuenta con el apoyo del CEIP y promueve el uso responsable de la energía eléctrica en escuelas, hogares y comunidad. Las medidas tomadas en esa escuela fueron apagar las luces antes de salir del salón, la elaboración de burletes para todas las clases y el reparto de afiches por todo el barrio.


El Premio Nacional de Eficiencia Energética es una iniciativa del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) que surgió en el 2009 con la intención de reconocer públicamente a las instituciones, organismos y empresas por sus logros alcanzados en el ahorro y uso eficiente de la energía en diferentes sectores de actividad.

Mención para Primaria

El CEIP participó este año del Premio Nacional de Eficiencia Energética 2020, con su postulación en la categoría Sector Público y recibió una mención en ese rubro.

En los últimos tres años Primaria ha implementado medidas de eficacia energética en 1017 centros educativos del país. Allí se tomaron una serie de acciones en pos de optimizar el consumo de energía; el recambio de tubos fluorescentes y de la iluminación exterior por tecnología led, también la instalación de timers y de fotocélulas. Estas medidas trajeron consigo un ahorro económico de unos 100 millones de pesos anuales y a su vez beneficios ambientales, como la reducción de las emisiones de dióxido de carbono (producidas por los tubos fluorescentes), también se contrató una empresa especializada para la disposición final de los tubos.