La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) focaliza la “educación inclusiva como una línea de política trasversal” contenida en el Plan de Desarrollo Educativo 2020-2024, a consideración parlamentaria, en el marco de la aprobación del presupuesto quinquenal.

La educación inclusiva como línea de política transversal persigue el objetivo de desarrollar opciones para que todos tengan acceso igualitario “en todos los niveles educativos, en consonancia con los acuerdos internacionales suscritos por el país y la legislación vigente en la materia”.

Las acciones procuran el fortalecimiento de las capacidades internas del sistema y los niveles de articulación en el ámbito de la ANEP, y con otras instituciones a nivel nacional y territorial.

En ese sentido, la educación inclusiva –que se gestiona desde el Consejo Directivo Central (CODICEN) de la ANEP, a través de la Dirección Sectorial de Integración Educativa– se concibe como un proceso que permite abordar y responder a la diversidad de las necesidades de todos los educandos, a través de una mayor participación en el aprendizaje, las actividades culturales y comunitarias, y la reducción de la exclusión dentro y fuera del sistema educativo.

Políticas de inclusión educativa

Fuente: ANEP