Imprimir

Hoy lunes 28 de setiembre se realizó una jornada destinada a inspectores de Primaria con el fin de analizar los resultados del Ciclo de Evaluaciones Formativas en Línea 2020 y cuáles fueron sus características en este año tan particular. La cobertura de las pruebas superó con éxito la cifra de años anteriores y ahora el énfasis está en buscar las mejores estrategias para optimizar el último trimestre.

Se presentó hoy en el cuarto piso del edificio del CEIP el Ciclo de Evaluaciones Formativas en Línea 2020 y cuáles fueron las características de ese ciclo en un año tan particular. Se analizó la cobertura y se puso el énfasis en cada una de las áreas de la prueba pensando en cómo optimizar el último trimestre, explicó Gabriela Salsamendi, coordinadora del Departamento de Evaluación de Aprendizajes de la ANEP. Del evento participaron -en formato presencial y virtual- los inspectores de zona de todas las áreas del país y fue co-coordinado por la Inspección Técnica del CEIP y la División de Investigación, Evaluación y Estadística DIEE de la ANEP.

En cuanto a los puntos de partida, Salsamendi explicó que “como siempre estamos trabajando con un enfoque formativo de la evaluación , mucho más en este contexto híbrido de virtualidad y presencialidad”, sostuvo y agregó que para la aplicación de las pruebas se basaron en tres pilares: “el primero es la pertinencia de la evaluación, que la desplazamos de junio a agosto y la adecuamos a la circular N°4 de Técnica donde se jerarquizaban los contenidos. Lo segundo es la focalización y para eso se pusieron a disposición unos documentos junto con las pruebas de lectura, matemática, ciencias y multiárea para que los maestros pudieran retroalimentar enseguida después de que aplicaran la prueba. Y ese fue el tercer punto: la retroalimentación”.

En términos de cobertura, la participación superó lo esperado y aún en este año de pandemia se aplicó muchísimo más que en ciclos anteriores. El año anterior participaron de la prueba 118.226 niños y niñas, mientras que en el 2020 lo hicieron 148.443. El porcentaje de estudiantes activos llegó al 85,4 por ciento -también más alto que en ciclos anteriores- y la cantidad de pruebas realizadas alcanzaron casi las 380.000 (el año pasado fueron 301.000). Los activos por categoría también fueron más que el año pasado y el año anterior.

Desde la DIEE destacan el esfuerzo enorme que implicó esta cobertura en este año tan particular, felicitan a los docentes y agregan que “cuando los maestros miren qué pasó con los resultados de sus estudiantes van a ver que hay muchos logros”. De hecho, un taller que se realizó por la tarde con los inspectores de Primaria tuvo la consigna “Qué recomendaciones harían para optimizar el tiempo del último trimestre a partir de las debilidades y de los logros observados”.

“El objetivo de la jornada es hacer una análisis de la aplicación de estas evaluaciones en línea, su cobertura -que fue muy buena a pesar de lo que se podría pensar para este 2020-, los resultados, pero sobre todo las cosas tomar esta instancia de evaluación en clave de formación y de proyectar las decisiones más contundentes para el resto del año”, coincidió por su parte Selva Pérez, Inspectora Técnica del CEIP. Y agregó: “es una herramienta que está instalada en el magisterio nacional y está visualizada como un dispositivo válido para mejorar las prácticas de enseñanza y los aprendizajes”.