Alrededor de ciento cuarenta niños de 29 Escuelas de Montevideo, 3 Colegios Privados y el Hogar Alcance de Montevideo figuran inscriptos en la Propuesta del Verano Educativo de la Escuela N° 203 del Prado.

Los chicos que allí concurren, en el horario comprendido entre las 8:30 y las 13:30 hs. comparten variadas actividades como ser taller de teatro, cocina, manualidades, educación física, Campamentos, salidas didácticas, así como diversas actividades en las instalaciones del Jardín Botánico.

Esta experiencia de Verano Educativo, que apunta a la formación integral, incluye además talleres de robótica en la Torre de las Telecomunicaciones de ANTEL, permitiendo a los chicos interactuar, generar vínculos y disfrutar de espacios de participación diferentes, mediante actividades que incluyen desde la programación de pequeños robots como la visita al Piso 26 de la mencionada Torre.

El trabajo de los talleristas-educadores de la Empresa UY Robots contratados por ANTEL consiste en el recibimiento de los alumnos, y luego de una breve charla introductoria se les solicita que dibujen un robot. En la puesta en común de los distintos diseños se dialoga sobre las diferentes formas y funciones que puede tener un dispositivo como esos, para posteriormente pasar a la programación de los prototipos que allí se les proporcionan. Incluye, entre otros sencillos saberes, una introducción al aprendizaje del lenguaje de programación.

El proyecto se inscribe en un convenio suscrito entre el CEIP y la empresa Nacional de las Telecomunicaciones (ANTEL).

Los niños de 4°, 5° y 6° concurrentes al Taller de referencia, visitan, luego del mismo el edificio, que está situado en una zona geográfica privilegiada de Montevideo, subiendo hasta el piso 26, pudiendo desde allí tener una vista panorámica de nuestra ciudad.

La Consejera del CO.DI.CEN. Prof. Laura Motta y el Consejero del CEIP, Maestro Pablo Caggiani, coincidieron en reafirmar la idea de la importancia de la inserción de nuestros niños a las tecnologías, siendo éste, uno de los principios de la política educativa; consolidado, también con el Plan Ceibal y la idea de una computadora por niño.

Es entonces que, a partir de la articulación con diversos actores cooperantes, en este caso ANTEL, los niños acceden a distintas actividades que contribuyen a su formación integral en un Programa Educativo de Verano que brinda más y mejor oportunidades para todos.

Las fotos y textos han sido suministrados por las escuelas.