El Consejo de Educación Inicial y Primaria inaugurò en el departamento de Canelones, más precisamente en el kilómetro 32 de la Ruta 5, las obras de ampliación y remodelación de la Escuela N° 180 “Elina Cuello”, donde cerca de 200 alumnos reciben a diario una educación de Tiempo Completo.

PRENSA PRIMARIA

Desde 2014 la Escuela N° 180 “Elina Cuello” de Villa Felicidad, a dos kilómetros de Progreso, departamento de Canelones, trabaja bajo la modalidad de Tiempo Completo, significando esto, en un contexto de quintil 1 –es decir, en un escenario sociocultural muy desfavorable–, un cambio muy notorio, ya que los casi 200 alumnos desde Nivel Inicial 4 a 6º año que a diario asisten a la escuela reciben, a través de este modelo de extensión del tiempo pedagógico, una educación de calidad, integral y equitativa.

Pero para esto, el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) debió crear un ambiente que posibilite la integración de los niños en diferentes espacios de formación. ¿Cómo? Desarrollando, primero, instancias sociales enriquecedoras y ofreciendo contenidos curriculares con todas las herramientas para que cada niño resuelva las diversas problemáticas que se le plantean; y segundo, creando espacios educativos acogedores, tanto para los alumnos como para los maestros, quienes en dichos espacios encuentran un potente instrumento para enseñar y así garantizar aprendizajes de calidad.

Por todo esto, el acto oficial de la inauguración de las obras de ampliación y remodelación de la Escuela N° 180 de Villa Felicidad fue un hecho importante tanto para el CEIP como para toda la comunidad, que encuentra en este espacio educativo un lugar de referencia, ya que es el único lugar público en toda la zona que oficia además de centro cultural y recreativo.
  
Durante el acto, la directora de la escuela, Eva Percovich, citó algunas frases textuales de muchos de sus alumnos, todas coincidentes en lo mismo: “que el cambio valió la pena”, “que a pesar de las dificultades se puede” y “que la Escuela de Tiempo Completo no debe ser entendida como un lugar en el que los niños simplemente pasan más horas en un lugar sino como un espacio de acción, combativo de las desigualdades y garantizador de los derechos de los niños”.

Luego, la directora general del CEIP, Irupé Buzzetti, remarcó el carácter colaborativo, de participación y de resistencia que supieron demostrar primero los alumnos de la Escuela Nº 180, pero también los maestros y las familias, “quienes confiaron que este proyecto, que esta escuela, iba a ser posible, iba a ser una realidad”. 

Buzzetti destacó además lo creativos y curiosos que fueron todos desde un inicio, pero fundamentalmente “lo solidarios, que es más que ser tolerantes, porque todos cuidaron el trabajo que aquí fue haciéndose para tener hoy esta escuela”, agregando que ahora, lo más importante es ir “a la escuela todos los días, aspirar a ser Cero Falta y a cuidarla”.

Finalmente, el presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, invitó a todos “a seguir trabajando por la transformación de la sociedad”, porque desde la ANEP “siempre estamos en obra”, no sólo en lo que refiere a aspectos edilicios, sino en ofrecer e ir ampliando posibilidades y oportunidades desde la educación que sirvan para seguir transformando la sociedad.

Pero volviendo a la Escuela Nº 180, las obras de ampliación y remodelación se basaron en el reciclaje de todo un sector, donde se acondicionaron dos salas para Educación Inicial, y en la edificación a nuevo de un edificio de dos plantas en las que se encuentran las seis aulas de 1º a 6º año. También se trabajó en la remodelación de la sala de maestros, la sala de dirección y la ampliación del salón comedor. La Escuela N° 180 “Elina Cuello” además cuenta desde ahora con una cancha deportiva multifuncional, un sector de juegos y un amplio patio.

En suma, con la inauguración oficial de estas obras de la Escuela N° 180, el CEIP sigue con su política de llegar con la extensión del tiempo pedagógico a todos los rincones del país, permitiéndole alcanzar distintos objetivos, pero principalmente, permitiéndole ofrecer a cada uno de los alumnos de la escuela pública un tiempo educativo de calidad y calidez.