El libro “La experimentación de una escuela en movimiento” se presenta este martes 4 de febrero. La publicación recoge desde diferentes miradas —maestras, estudiantes y docentes universitarios—, el quehacer del colectivo docente de las escuelas N°321 y N°178 de Casavalle en los últimos años y su rol como productores de políticas educativas desde lo local.

La Dirección de Educación del MEC, el CEIP y el Instituto de Educación de la Facultad de Humanidades y Ciencias de UDELAR, a través del Grupo de Trabajo de la Escuela N°178 de Montevideo, invitan a participar de la presentación del libro “La experimentación de una escuela en movimiento”.

Desde el año 2012, la Udelar participa en instancias de intercambio con colectivos de educación de Casavalle y allí surge la posibilidad de que diversos servicios universitarios participen en actividades de trabajo conjunto con algunas de las instituciones educativas de la zona.

El libro que se presenta esta semana recoge entonces, desde diferentes miradas —maestras, estudiantes y docentes universitarios—, el quehacer que un colectivo docente desarrolla desde el año 2010 hasta el año 2015 en la escuela Nº 321. A partir del mes de diciembre de 2015, al realizarse la fusión de las escuelas Nº 321 y Nº 178, se extiende la experiencia tras la unificación de alumnos, docentes y comunidad en la escuela Nº 178.

El deseo de enseñar

“El foco de este trabajo está vinculado a dos elementos: el primero tiene que ver con la transformación de los formatos escolares, el segundo con los colectivos docentes produciendo en las escuelas, es decir, el lugar de esos colectivos en el trabajo cotidiano”, explicó la psicóloga Beatriz Liberman, coordinadora del libro. Y amplió la información: “hablamos de las micro políticas locales, es decir, los colectivos docentes produciendo como posibilidad para la transformación: de alguna manera nos preguntamos si las políticas educativas tienen que ser universales, desarrolladas desde las administraciones y desde los gobiernos, o si en cambio se deben generar desde lo local. Y qué genera esa producción desde lo local...”.

Como resultado de estos años de trabajo, adelantó Liberman, encontraron que “los colectivos docentes produciendo en sus escuelas pueden generar transformaciones que a la larga traen consigo mejores aprendizajes y mejores logros en los niños y niñas. Además generan docentes investigando, aprendiendo, entusiasmándose, porque todo tiene que ver con el deseo de enseñar”.

“Al producir prácticas, reflexionar sobre ellas, lo que nosotros vimos es que eso genera intelectuales comprometidos con la tarea, en donde el docente no es un simple ejecutor de políticas que se elaboran a kilómetros de distancia, sino que son productores de sus propias políticas, a partir de las cuales las modifican, las transforman, las recrean”, resumió Liberman.

El libro se presentó este martes 4 de febrero, en la escuela N°178 de Casavalle, con la participación del colectivo docente y representantes de las instituciones educativas que participaron de la publicación.

La jornada también contó con juegos en el patio de la escuela y una función de la obra "El monstruo de colores", a cargo del equipo de Teatro el Galpón (como parte del convenio entre El Galpón y el CEIP, financiado por la empresa UTE). Un encuentro entre la educación y el arte, festejado por niños y adultos.