Las nuevas instalaciones de la Escuela N° 87 de la ciudad de Paysandú se inaugurarán este jueves 5 de diciembre. La obra ha ampliado las posibilidades pedagógicas y recreativas de este centro educativo, que desde marzo de este año se ha transformado a la modalidad de tiempo completo. 205 niños y niñas disfrutarán del edificio reformado que dentro de su valor arquitectónico conserva un techo diseñado por el ingeniero civil Eladio Dieste.

La N° 87 de la ciudad de Paysandú es una escuela de Tiempo Completo desde marzo de este año. Actualmente recibe a 205 escolares de nivel 4 a sexto año y allí trabajan nueve docentes de aula, un director y subdirectora, un profesor de educación física, uno de inglés y otro maestro de apoyo Ceibal, además de seis auxiliares de servicio.

Esta es una de las nueve escuelas de Tiempo Completo que el CEIP ha inaugurado durante el 2019. “Cambiar al Tiempo Completo nos ha traído muchas cosas nuevas: agregamos la modalidad de talleres por la tarde, proyectos vinculados al juego y la convivencia, además ahora todas las clases tienen inglés presencial cuando antes solo tenían los alumnos de cuarto a quinto y por videoconferencia”, señaló Andrés González, el director de este centro que hasta el año pasado funcionaba como una escuela Aprender.

La N° 87 de la ciudad de Paysandú alcanza a las familias de dos barrios: Purificación 3 y Curupí, ambos de un “contexto social desfavorable”: “la gran mayoría de los padres se dedican a las changas, es una zona con mucha desocupación”, explicó González.

Las reformas en la escuela, el mobiliario nuevo, los espacios multiuso “han despertado una gran expectativa en todas esas familias; fue una obra muy esperada por la comunidad educativa”, agregó el director.

Las nuevas instalaciones de la escuela de Paysandú quedarán inauguradas este jueves 5 de diciembre, a las 18:00 hs, con la presencia de autoridades nacionales, departamentales y la comunidad local.

Las características de la obra

El edificio principal de la escuela preexistente (que data del año 1962) fue remodelado en su mayoría. Allí se ubicaron los locales de comedor, cocina, despensa, servicios higiénicos, sala de maestros, un aula alternativa y de salud bucal. La reforma tuvo como excepción el techo ondulado diseñado por el ingeniero civil Eladio Dieste, que fue conservado por su valor arquitectónico y patrimonial.

Un sector de cuatro aulas también preexistente se reformó para educación inicial, incluyendo baños en cada aula y un patio equipado con juegos para los niños más pequeños. También se agregó una nueva edificación con cinco aulas, dirección, servicios higiénicos accesibles, batería de baños en el patio y circulaciones cubiertas de conexión entre los diferentes sectores de la escuela.

Por otra parte se reacondicionaron los espacios exteriores, con patio arbolado, circulaciones cubiertas, pavimentos, canteros, un sector de huerta, además del nuevo equipamiento de juegos y área deportiva con cancha polifuncional.

La instalación eléctrica, de Plan Ceibal y sanitaria fueron realizadas a nuevo. También se incorporaron un tanque de reserva para agua potable, un sistema de precalentamiento del agua mediante paneles solares para utilizar en la cocina, una instalación de gas para cocinar, depósito de garrafas en el exterior, un sistema de protección frente a descargas atmosféricas, instalación para el combate de incendios y alarma contra intrusos.

Por último, se suministró nuevo equipamiento y mobiliario para las aulas, comedor, cocina, la dirección y la sala de maestros. La obra tuvo un costo aproximado de 46 millones de pesos.