El CEIP junto con el Movimiento de Educadores por la Paz de Uruguay recuerdan que este 21 de setiembre se celebra el Día Internacional de la Paz en todo el mundo. La campaña de este año se centra en la importancia de combatir el cambio climático con el fin de proteger y promover la paz de todos los pueblos.

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado el 21 de setiembre como el día dedicado al fortalecimiento de los ideales de paz para todas las naciones y todos los pueblos. Los Estados miembros adoptaron en 2015 una lista con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible porque entendían que no sería posible construir un mundo pacífico si no se adoptaban medidas a fin de lograr el desarrollo económico y social de todas las personas y garantizar que sus derechos estuvieran protegidos. Los objetivos sostenibles abarcan una amplia gama de asuntos, entre ellos la pobreza, el hambre, la salud, la educación, el cambio climático, la igualdad de género, el agua, el saneamiento, la energía, el medio ambiente y la justicia social.

La campaña de este año se centra en la importancia de combatir el cambio climático con el fin de proteger y promover la paz en todo el mundo. Según la ONU, el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 13 -“Acción para el clima“- es un llamado a la acción inmediata con el fin de reducir las emisiones de gases de invernadero, aumentar la resiliencia y mejorar la educación sobre el cambio climático. Hay soluciones más asequibles y escalables, como las energías renovables o tecnologías limpias a disposición de los países con objeto de permitirles dar el salto a economías más ecológicas y resilientes.

En Uruguay

El movimiento Educadores por la Paz de Uruguay promueve la cultura de la paz, como una construcción colectiva que se desarrolla en la dinámica relación entre teoría – práctica y en la que se concibe al educando y al educador como sujetos del aprendizaje y la enseñanza integrados a una comunidad educativa.

En el marco de este 21 de setiembre, el Movimiento Educadores por la Paz de Uruguay ha redactado un comunicado en el que destaca cuatro puntos. En el primero de ellos recuerda el Derecho Humano a la Paz según de las Naciones Unidas: “Toda persona tiene derecho a disfrutar de la paz de tal manera que se promuevan y protejan todos los derechos humanos y se alcance plenamente el desarrollo”. Y destacan el concepto de paz de la UNESCO: “…es incompatible con la desnutrición, con la miseria o con la negación del derecho de los pueblos a disponer de sí mismos….Sólo puede ser duradera una paz justa que se funde en el respeto de los derechos humanos.”

En su segundo punto recuerdan a las regiones del planeta que hoy viven circunstancias traumáticas para cientos de millones de seres humanos: la guerra en Siria, Irak, Yemen, Palestina y otras regiones del Cercano Oriente. También señalan la tragedia del Mediterráneo y sus miles de ahogados, o las durísimas circunstancias de la migración de centroamericanos a los Estados Unidos.

En el punto número 3 advierten sobre el creciente uso de armas en el mundo: “mientras tanto las grandes potencias mundiales siguen impulsando una creciente carrera armamentista, que supera cada año y que lleva a todas partes del mundo las armas con que se impulsan guerras, conflictos violentos”.

En el último punto, hacen un llamado a la reflexión: “La Paz es una necesidad suprema de la Humanidad. La familia, la escuela, toda la sociedad, deben actuar en favor de la paz. Es necesaria una acción conjunta, permanente, constante, globalizante. Como titulan la campaña las organizaciones pacifistas francesas: ‘Actuemos juntos por la paz, el clima, la justicia social, los derechos humanos, el desarme nuclear’”

Comunicado Movimiento Educadores por la Paz de Uruguay.