El Consejo de Educación Inicial y Primaria lanzó un nuevo curso de formación docente en educación inclusiva que se dictará en alianza con Unicef y Flacso. Cerca de 250 docentes -la tercera cohorte- asistieron el pasado 4 de mayo a la Escuela Técnica del Buceo con el objetivo de promover la inclusión educativa de los niños y adolescentes con discapacidad.

“Me da satisfacción saber que estamos trabajando bajo un nuevo paradigma de educación inclusiva y la discapacidad. Hoy en primaria tenemos a escuelas comunes trabajando al lado de escuelas de educación especial; esto antes no era factible, el sólo hecho de ponerlos separados era una forma de discriminar”, dijo durante la jornada del sábado Irupé Buzzetti, directora general del CEIP. Y agregó sobre este trabajo conjunto entre escuelas: “es así como una sociedad comienza a caminar sin obstáculos”.

El curso de formación docente denominado “Educación inclusiva, un camino a recorrer… ” se lanzó este sábado 4 de mayo en la Escuela Técnica del Buceo. Corresponde al tercer cohorte de estudiantes y en él participaron unos 250 docentes de primaria (maestros y directores de las escuelas Mandela y maestros de apoyo y apoyo itinerante de las escuelas de educación especial), profesores de Secundaria y del Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP). Los docentes fueron seleccionados entre 2800 inscriptos: “estas cifras nos hacen pensar que el año que viene tendremos otra cohorte”, adelantó la directora.

La capacitación surge de la alianza entre CEIP, Unicef y FLACSO bajo el objetivo de promover la plena inclusión educativa de los niños y adolescentes con discapacidad a través de una propuesta de formación académica basada en los nuevos paradigmas de la educación inclusiva. Este año las tutorías estarán a cargo de Flacso y la novedad será que los docentes ya formados en los cohortes anteriores serán los encargados de acompañar en la práctica territorial a los nuevos cursantes.

“La diversidad es un valor que ya estaba en las cimientos de José Pedro varela, quien hablaba de que en el banco de escuela lo que aprendíamos es a poder vivir con el otro. Y que el otro es un par. Los niños lo sienten así, somos los adultos los que ponemos obstáculos”, dijo Buzzetti durante el acto. La directora también señaló la importancia de que los docentes se formen de forma continua en el tema inclusión: “la educación está formada por docentes profesionales. Acá hoy hay directores, maestros, profesores de UTU y Secundaria: esto es una prueba de que estamos trabajando juntos, que estamos obteniendo logros que en definitiva no son para nosotros sino para los gurises y gurisas”.

De acuerdo con los datos del último Censo de Población realizado en 2011, 5.6 por ciento de los niños y adolescentes (0 a 17 años de edad) tiene en algún grado una o más discapacidades (auditiva, física, intelectual y visual). De acuerdo a esa estimación, existen hoy en el país 49 mil niñas, niños y adolescentes con discapacidad.

El principio fundamental de la educación inclusiva es que todos los niños, niñas y adolescentes tengan igual oportunidad de aprender juntos, lo que significa que las instituciones educativas deben ser aptas para reconocer y responder a las diferentes necesidades incluyendo a los tradicionalmente excluidos.