El Consejo de Educación Inicial y Primaria cerró, el pasado jueves 7 de febrero en el Polideportivo de Las Piedras, departamento de Canelones, la 29ª edición del Programa Educativo de Verano, cuyo balance ha dejado un saldo más que positivo, transformándose en un piso y punto de partida en igualdad de derechos y en articulación de trabajo colectivo, posibilitando así que alrededor de 12.000 alumnos en más de 130 escuelas de todo el país tuvieran la oportunidad de realizar distintos campamentos y paseos, así como también darse muchos chapuzones en piscinas y el mar, disfrutar de variadas actividades lúdicas y recreativas y, sobre todo, aprendiendo siempre, ganando en vacaciones un tiempo pedagógico que, sin duda, enriquecerá el rendimiento escolar durante el ciclo lectivo 2019.

PRENSA PRIMARIA

El escenario para el cierre de la 29ª edición del Programa Educativo de Verano (PEV) del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) fue el Polideportivo de Las Piedras, en el departamento de Canelones, donde las sonrisas de cientos de niños, su alegría, su entusiasmo y sus caras con ganas de que esto no termine sirvieron para mostrar que seguir haciendo escuela fuera de la escuela, experimentando nuevas pedagogías, no hace más que dejar un balance positivo de qué es y cómo se vive esta enriquecedora propuesta lúdica y de aprendizajes que, en 2019, involucró en todo el país a alrededor de 12.000 alumnos en más de 130 escuelas.

Durante el acto de cierre, en el que estuvieron presentes autoridades del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), así como también del Gobierno de Canelones y por supuesto con la compañía de muchos niños, maestros, padres y vecinos de la zona, el consejero del CEIP, Pablo Caggiani, remarcó que el éxito del PEV no era sólo de Primaria, sino de todo un colectivo de actores, desde maestros a trabajadores de las intendencias y municipios, así como también empresas, organismos e instituciones que aportaron sus experiencias, recursos y cooperación, que lograron articular muchas de las actividades centrales del PEV 2019, como las que hubo en playas o piscinas, colonias o campamentos, como también salud bucal y educación vial en las escuelas, más talleres, paseos y un sinnúmero de propuestas.

“La clave del éxito del Verano Educativo está –señaló Caggiani– está en entenderlo como un espacio de desarrollo y de aprendizajes distinto al espacio que tiene lugar de marzo a diciembre en la escuelas”, agregando que el Verano Educativo es como un semillero de experimentación pedagógica.

Caggiani, como referente del PEV del CEIP, recorrió y compartió muchas de las actividades desarrolladas en distintos puntos del país, pudiendo identificar sus alcances y logros, entendiendo que se parte de un piso de mucho conocimiento para, el año que viene, hacer un Verano Educativo mucho mejor.

“En esta 29ª edición construimos un piso de derechos que serán, sin duda, un punto de partida para seguir trabajando en igualdad de derechos y en enriquecer todavía más la articulación entre los distintos colectivos que hacen posible que más de 12.000 gurises quieran, en vacaciones, estar cerca de la escuela para seguir aprendiendo”.

Acompañaron el festejo de cierre del PEV 2019 Francisco Legnani, prosecretario general del Gobierno de Canelones, y Gabriela Garrido, directora general de Desarrollo Humano de la comuna canaria, quienes destacaron la alegría de los más de 1.300 alumnos pertenecientes a las 13 escuelas públicas del departamento de Canelones que participaron este año del PEV, remarcando que se trató de la versión más inclusiva de todas la ediciones, ya que en esta ocasión contaron con la Escuela N°200 que trabaja con la discapacidad motriz en niños.

“No que más que agradecer –dijo Garrido– a todo el equipo que hizo posible este Verano Educativo en Canelones, a todas la Direcciones, la de Tránsito, la de Deporte, la de Cultura… a todos los alcaldes. Agradecer a recreadores, talleristas y por supuesto a maestros y directores que nos abrieron las puertas de sus escuelas para dejarnos vivir que, la educación realmente es futuro… la educación es realmente cambio”.

Legnani, por su parte, destacó el trabajo realizado por y para los chicos, dado que todo el esfuerzo, por una cuestión de responsabilidad, criterio y de metas trazadas, estuvo enfocado en los chicos. “Los chiquilines –dijo el prosecretario– han tenido un rol muy importante en nuestra gestión”.

Finalmente, la directora general del CEIP, Irupé Buzzetti señaló que todo el éxito de este Verano Educativo no es casualidad, remarcando que “nada de lo que pasó es espontáneo, porque está todo planificado desde hace mucho tiempo. Esto es fruto de un trabajo incansable que viene haciendo Caggiani y todo un equipo desde julio. Así que felicitaciones a todos por lo logrado”.

Buzzetti remarcó que debemos darnos más la oportunidad de tener una educación diferente como se vive en el Verano Educativo, una educación desestructurada, con maestros que optaron por estar en verano trabajando, haciendo escuela en una nueva forma de hacer escuela”.

En suma, terminó un nuevo Verano Educativo, así que sólo queda celebrar y agradecer por todo el camino de encuentros, ideas, color y movimiento que tuvo lugar para miles de niños en todo el país.