El atrio de la Intendencia de Montevideo sirve de escenario para la muestra del concurso convocado por la Secretaría de Educación Física, Deporte y Recreación que invitó, a los alumnos de 5° y 6° año de las escuelas públicas de Montevideo que participaron en 2018 de los talleres de prevención de siniestros acuáticos, diseñar la “Bandera de niño perdido”, una acción que contribuirá a dar una respuesta más eficiente cuando se produzca este tipo de situación en las playas montevideanas.

PRENSA PRIMARIA

A partir de una iniciativa del grupo de guardavidas que participa en el programa “Disfrutemos las playas con seguridad” y de acuerdo a los partes diarios del Servicio de Guardavidas que registró, sólo en el turno vespertino de la temporada 2017-2018, 397 menores extraviados, la Secretaría de Educación Física, Deporte y Recreación de la Intendencia de Montevideo convocó a un concurso para diseñar la “Bandera de niño perdido”, que internacionalmente es de color blanco, por lo que se invitó a los alumnos participantes a incluir en una bandera blanca un pictograma que comunique a quienes estén en la playa que un niño está perdido.

El resultado de esa convocatoria, en la que participaron los diseños de 3.800 alumnos de unas 50 escuelas, puede verse ahora en el atrio de la Intendencia de Montevideo, en el que se exhibe una muestra de este concurso que muestra la necesidad de contar con una señal que, a partir de este año, se sumará a un protocolo para su utilización.

Cabe mencionar que el diseño ganador es el de Ivón Dávila, alumna d ela Escuela Nº 28 "República de Panamá" de La Blanqueada. A su vez, se adjudicaron otros cuatro premios por sorteo y correspondieron a Priscila Rodríguez de la Escual Nº 126 del barrio La Paloma, Santiago Castillo de la Escuela Especial N° 197 “Ana Bruzzone de Scarone” (para personas sordas y con alteraciones de lenguaje), Micaela Sosa de la Escuela Nº 116 de Santiago Vázquez y Santiago González de la Escuela Nº 143 "Bartolomé Hidalgo" de Casabó.

Como se ha señalado desde la coordinación de seguridad en playas de la Intendencia de Montevideo, la mayoría de los niños que se perdieron durante el pasado verano fueron menores de 6 años, significando una situación sumamente riesgosa ya que esos niños pueden ir hacia el agua, hacia una zona no habilitada o hacia la calle.

A partir de ahora será importante que los adultos se familiaricen con esta señal en la playa y, en caso de ver la bandera de niño perdido, se dirijan a los puntos de encuentro, que serán las torres de guardavidas, o bien con personal de Prefectura.