La Escuela N° 230 de Paso Carrasco, en la que estudian más de 450 niños en dos turnos y cuyo patio de recreación se vio reducido por la ampliación de camino Carrasco, tendrá un nuevo edificio en el corazón del Parque Roosevelt.

El pasado lunes, Héctor Florit, director del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), y Marcos Carámbula, intendente de Canelones, mantuvieron una reunión para encontrar un camino viable para el futuro de la Escuela N° 230 de Paso Carrasco.

Desde hace unos meses esta escuela, a la que asisten más de 450 niños, vio reducido su espacio –particularmente su patio recreativo– de estudio debido a la ampliación de camino Carrasco, vía sobre el que está ubicado el edificio desde hace más de 50 años.

Desde el comienzo de los trabajos en la zona, los padres de los alumnos han reclamado al CEIP que agilice el trámite para construir una nueva escuela en otra zona del barrio donde haya más espacio.

Atendiendo este reclamo y con el fin de encontrar una rápida solución, Florit y Carámbula se reunieron además con integrantes del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), del Parque Roosevelt y de Costa Plan, quienes plantearon cuáles serían los mejores pasos a seguir para el traslado de la escuela.

Una vez finalizado el encuentro, Carámbula señaló que se trató de “una excelente convergencia en la que ganamos todos, porque nosotros, que venimos trabajando en el Parque Roosevelt como el gran Parque de los Derechos de los Niños, vemos como algo maravilloso que, dentro del Plan Maestro que abarca las 350 hectáreas del Roosevelt, podamos incluir el hecho de hacer allí la nueva escuela de Paso Carrasco”.

El intendente de Canelones remarcó la proyección que puede tener este tema, ya que el Parque de los Derechos de los Niños va a ser un sitio visitado por los niños de todo el país, “convirtiendo a los niños y niñas de Paso Carrasco, a los chicos de esa escuela, en los anfitriones y de algún modo los dueños del parque”.

¿Por qué camino entonces transita el futuro de la Escuela N° 230? Según Carámbula, los pasos acordados durante la reunión en la sala del Consejo de Educación Inicial y Primaria fueron los siguientes: “Primero ubicar el espacio adecuado y necesario para la escuela, algo en lo que ya están trabajando nuestros arquitectos. Segundo formar un comodato entre el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, que en definitiva es el que recibió la donación del predio que dio origen al parque, porque la intendencia sólo lo administra. Tercero hacer un acuerdo entre Primaria, el Ministerio y la Intendencia, antes de fin de año, para luego poner en marcha el proyecto y las licitaciones correspondientes y así dar paso a la ejecución de las obras”.