La Torre de las Telecomunicaciones de Antel sirvió como escenario para el 7° Foro de Maestros Comunitarios, un evento anual  que en esta ocasión tuvo como eje central de debate y reflexión el “Arte comunitario: un desafío interdisciplinario” y que sirvió como plataforma para presentar el proyecto de investigación y desarrollo “Encastres. Algunas propuestas para una escuela en juego”.

En el marco de las diversas actividades que se realizan a través del Programa Maestros Comunitarios (PMC), promovido por el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) junto a Unicef, el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y el apoyo de Antel, se presentaron en el Auditorio Mario Benedetti, del Complejo Torre de las Telecomunicaciones, varias experiencias positivas que buscan promover procesos de reflexión y creación en los profesionales de la educación.

Se trata de los “Encastres”, un proyecto de investigación y desarrollo que propone algunas iniciativas para una escuela en juego, que fueron presentados en el 7° Foro de Maestros Comunitarios, que en esta oportunidad centró el debate en el “Arte comunitario: un desafío interdisciplinario”, seguido en la sala por más de 350 maestros comunitarios de los 539 que integran el programa en todo el país.

Antes de que tomara la palabra la coordinadora del PMC, Rosario Ramos, la mesa de apertura del foro estuvo a cargo de Gustavo de Armas por Unicef, Lucía Pierri por el Mides, Héctor Florit por el CEIP y Wilson Netto por el Codicen, quienes coincidieron en lo importante que es para toda la sociedad la apuesta por las innovaciones educativas, como en cierto modo lo es el PMC, cuyo propósito es plantear un conjunto de estrategias pedagógicas que al tiempo que impactan en los aprendizajes de los alumnos, habilitan otras formas de actuar de la escuela como colectivo, tanto en la relación con los niños, las familias y la comunidad como al interior de la comunidad educativa.

En este sentido, De Armas se refirió al comienzo del PMC en 2005 –que antes fue desarrollado por la ONG El Abrojo–, época en la que el país todavía sufría las secuelas de la grave crisis económica de 2002, crisis que sumergió en la pobreza a un alto número de niños que vieron así diezmado su derecho a la educación.

“El desafío era enorme pero había que asumirlo. Ahora, cuando luego de 7 años de implementado el programa vemos el impacto que ha tenido, sabemos que es posible llevar adelante, entre diversos actores, innovaciones que luego se transforman en políticas públicas que garantizan a los niños su derecho a la educación. En este sentido Unicef reafirma su apoyo a este programa porque sabemos que es una herramienta que garantiza el derecho a la educación”, señaló De Armas.

Por su parte, la representante del Mides se refirió al foro como una instancia de “extensión del nosotros en un colectivo mayor”. Dicho de otro modo, Pierri remarcó la valentía del CEIP en animarse a mostrar a través de las distintas dimensiones un espejo que refleja ese “nosotros” que reconoce lo que no sabe y lo que sí sabe, un “nosotros” interdisciplinario que gana potencia.

Florit, por su lado, recordó los inicios balbuceantes del programa, “en el que hubo mucho coraje y poco presupuesto”, y agradeció la dedicación y profesionalidad que todos los actores brindaron para que esta iniciativa sea hoy una realidad para aplaudir, “dado que cada vez que intervienen los maestros comunitarios, silenciosa y competentemente, los resultados son más que favorables”.

Netto, en cambio, señaló los “Encastres” como un elemento sustantivo en la educación, ya que entiende que todos los lenguajes, como en este caso son el pensamiento conceptual, las narrativas, el circo, la danza y la recreación, son necesarios para desarrollar una capacidad global del conocimiento, alejando de este modo ese concepto erróneo de que la educación pública es sinónimo de pobre.

Finalmente, antes de la conferencia que ofreció Marcelo Zanelli, invitado especialmente desde Argentina, la coordinadora del PMC, Rosario Ramos, remarcó los logros alcanzados y trazó cuáles serán las líneas de trabajo a futuro (ver presentación adjunta).

“Encastres. Algunas propuestas para una escuela en juego”

Como ya se dijo, “Encastres”… es un proyecto de investigación y desarrollo que busca promover procesos de reflexión y creación en los profesionales de la educación en el cotidiano escolar.

Encastre pensamiento conceptual

En este encastre la intención es potenciar el llamado pensamiento conceptual. El proceso de formación de conceptos aparece aquí ligado a premisas tales como la construcción de una relación singular con el saber: la inscripción en un relato personal y grupal de los conocimientos que se ponen en juego, el fortalecimiento y la sistematización del carácter voluntario, selectivo y lógico de las capacidades de memoria y de atención, la frecuentación de la operación de clasificación y la apropiación de un universo de palabras potentes que identifiquen las categorías construidas y expliciten las relaciones entre ellas. En este material se invita a recorrer múltiples propuestas que intentan abordar la cuestión del enseñar a pensar; la tarea de siempre de la escuela y el desafío que el PMC reinventa cotidianamente desde sus espacios de intervención.

Encastre narrativas

Este encastre tiene la intención de pensar una educación que ponga el centro del proceso educativo en el protagonismo de los propios sujetos. Es un insumo más para incentivar a la escuela a brindar estrategias a los niños que les permitan resignificar y reorganizar los propios saberes; partiendo de la problematización de la cotidianeidad, rescatando sus dudas, inquietudes, curiosidades, deseos. También son puertas abiertas a la narrativa oral y la narrativa escrita, pero también abiertas a otras narrativas: corporales, animadas, sonoras, visuales, que son comienzo de caminos que, en su transitar, alimentan y se hacen parte del conocimiento.

Encastre circo

En este encastre se brindan aportes de circo en su dimensión artística, incluido recientemente en el contexto educativo de la Escuela Primaria. Se propone, pues, como un aporte para el abordaje de una práctica enriquecedora de la experiencia corporal, de la mano de una tradición artística, donde las dimensiones técnica, creativa y compositiva son sumamente importantes para no reducir esta disciplina a la transmisión de meros ejercicios acrobáticos.

Encastre danza

En estas propuestas de danza se apunta a incentivar la experiencia artística y creativa con el cuerpo. Se busca compartir instancias de exploración con el movimiento en el espacio y en el tiempo. Se espera que el material sirva de disparador para motivar al docente a bailar junto con los niños, a componer y a disfrutar del movimiento.

Encastre recreación

Este encastre intenta promover una reflexión sobre el fenómeno lúdico y recreativo en las escuelas y presentar algunas posibles propuestas que sirvan de base para que el docente elabore y desarrolle. Pensar el juego y la recreación en el marco de la Educación Física en las escuelas públicas nos lleva necesariamente a revisar los conceptos de recreación, ocio-tiempo libre, el lugar del juego y la acción de jugar. Intentamos con estas páginas darle un lugar al juego y la recreación en la educación, no como recurso didáctico sino como un fin en sí mismo, como actividad humana y humanizadora con valor propio.