Unicef, el Consejo de Educación Inicial y Primaria y Antel invitan a la ceremonia de premiación del concurso nacional “Historias Cero Falta”, un evento por demás emotivo, que se llevará a cabo el día 19 en la Torre de las Comunicaciones

Cerca de 1.600 relatos fueron los que se presentaron al concurso nacional “Historias Cero Falta”, cuyos cinco ganadores de cada una de las categorías –niños, familias, maestros, clases y escuelas–, más 15 menciones especiales, recibirán sus premios el día 19, a partir de la hora 13, en el piso 26 de la Torre de las Comunicaciones.

Además de la entrega de distintos dispositivos tecnológicos, en dicho evento, llevado adelante por Unicef, el Consejo de Educación Inicial y Primaria y Antel, se exhibirán tres de los cinco videos que se filmaron con las emotivas historias Cero Falta que los participantes enviaron, como por ejemplo la de Mario Rodríguez, un niño de 9 años de edad, alumno de la Escuela Rural N° 94 de Lavalleja, quien durante cuatro años no faltó nunca a clase, teniendo que recorre por día a pie 6 kilómetros a campo abierto.

Así como la historia de Mario, ganadora de la categoría Niños, también se mostrarán la historia de Marcela Zoppi Cabrera, maestra de la Escuela Nº 3 de Fray Bentos, departamento de Río Negro, ganadora en su categoría por el relato “Ayudemos a la Escuela Pública”.

Finalmente, además de la entrega de premios a las 15 menciones especiales, se proyectará el video de la historia que resultó ganadora en la categoría Escuela, “Somos cero faltas”, perteneciente al establecimiento educativo Nº 95 del departamento de Maldonado.

Lograr que los niños sean Cero Falta es un esfuerzo de todos, todos los días. Llevar a los niños a la escuela, especialmente a los más chicos, es un esfuerzo diario de madres, padres, hermanos, familiares y de todos los que los rodean. A su vez es el maestro quien recibe al niño y si establece con él un vínculo positivo y confiable, su crecimiento afectivo e intelectual se ve favorecido y su motivación para ir a la escuela crece. En el aula las experiencias grupales en las que se superan obstáculos, se alcanzan metas y se comparten logros, también estimulan en los niños su capacidad de superación, de valoración personal, y de confianza en sí mismos. En la escuela el niño no sólo aprende sino que entabla relaciones con sus pares y se siente parte de una comunidad que lo apoya.

Por eso se vuelve tan fundamental que los niños concurran de forma regular a clase desde pequeños, ya que la escuela ayuda al niño a desarrollar la autoestima, aprender de sus errores y considerarlos un estímulo para crecer. El esfuerzo y la correcta interacción de todas estas partes son esenciales para que los niños logren decir presente en la escuela todos los días.

Por todo esto, el concurso nacional “Historias Cero Falta” tuvo como meta principal reconocer el esfuerzo de todas aquellas personas que día a día hacen todo lo posible porque uno o más niños concurran a clase y sean Cero Falta.

Primeros premios Cero Falta

Categoría niños: “Me gusta la Escuela”, de Nicolás Mario Rodríguez Salazar, de la Escuela Nº 94 del departamento de Lavalleja.

Categoría familia: “Desde muy chiquito”, perteneciente a la familia de Amir Sholi de la Escuela Nº 88 de Bella Unión, departamento de Artigas.

Categoría maestro: “Ayudemos a la Escuela Pública”, de la maestra Marcela Zoppi Cabrera, Escuela Nº 3 de Fray Bentos, departamento de Río Negro.

Categoría clase: “Asistencia Perfecta”, de la clase de 4º año A de la Escuela Nº 93 de Florencio Sánchez, departamento de Colonia.

Categoría escuela: “Somos cero faltas”, Escuela Nº 95 del departamento de Maldonado.