Imprimir

En el marco del 18° Consejo de Ministros abierto realizado en el barrio La Teja, el presidente de la República, Tabaré Vázquez, realizó en el edificio que alberga las escuelas N° 9 y N° 104, el lanzamiento del Programa Nacional de Salud Visual Escolar, un proyecto dirigido a alumnos de 5 años de edad cuyo objetivos es, a través de una pesquisa dividida en cuatro etapas, saber si existen patologías que dificulten el aprendizaje en los niños

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, visiblemente emocionado al volver a cruzar la puerta de la que fuera su escuela, la N° 104, encabezó el lanzamiento del Programa Nacional de Salud Visual Escolar, un proyecto que apunta a detectar problemas visuales en escolares de Nivel Inicial 5, en esta oportunidad, específicamente dirigido a alumnos que pertenezcan a escuelas del Programa A.PR.EN.D.E.R. (Atención Prioritaria en Entornos con Dificultades Estructurales Relativas) y Escuelas Rurales.

Según Sandra Medina, oftalmóloga y directora del Hospital de Ojos José Martí, “la salud es un aspecto fundamental para atender a niños de todo el país que sufran patologías como baja visión o baja audición adecuada que agraven el porcentaje de capacidad de aprendizajes en aulas educativas. Por esa razón, este gobierno, además del Programa de Salud Bucal Infantil, anuncia ahora el segundo programa nacional, el de Salud Visual”.

Medina, quien integra este programa que funciona bajo la órbita de Presidencia de la República, informó que entre 16% y 20% de los niños de 5 años de edad en Uruguay tienen alteraciones visuales, y que 80% de esos casos son pasibles de ser corregidas con lentes. Por ello, se trabajará en ese universo.

Explicó que en el programa intervendrán el Ministerio de Salud Pública, la Administración de los Servicios de Salud del Estado, a través del Hospital de Ojos, la Universidad de la República, a través de la Cátedra de Oftalmología, y técnicos ópticos de la Universidad del Trabajo del Uruguay.

“La visión es importante para el desarrollo y aprendizaje del niño. Es necesario detectar a tiempo alteraciones visuales para lograr que no queden en forma permanente. Los especialistas consideramos que la edad óptima para realizar esta pesquisa es justamente alrededor de los 5 años”, asumió.

Medina reseñó que se realizará un ciclo de investigaciones rápidas, que permite encontrar dificultades visuales para tratar a tiempo el problema, divididas en cuatro estaciones donde circula el niño.

En primer lugar, un licenciado en oftalmólogo toma la agudeza visual por cada ojo por separado al mirar un cartel con letras o figuras; el segundo paso es iluminar con una linterna ambos ojos para ver si se encuentran alineados; de encontrarse alternaciones, se pasa a la tercera fase, en la cual se utiliza un equipo de última generación adquirido para hacer estudios de lo numérico, para un receta de lentes. Finalmente, la cuarta etapa consiste en verificar que la receta es la única forma de solucionar el problema visual, para lo cual estará el oftalmólogo en el mismo lugar donde se realiza la pesquisa, a fin de realizar la receta de lentes en el preciso momento, completó.

“Este programa es totalmente gratuito. Para su sustentabilidad, en las jornadas se hará capacitación de profesionales educativos y de la salud”, expresó Medina, agregando que en el caso de que no haya alteraciones para indicar lentes, el niño irá a su prestador de salud correspondiente. En el sector público, se trabaja con la Cátedra de Oftalmología del Hospital de Niños Pereira Rossell.

También señaló que los niños participan en la pesquisa en forma voluntaria, con autorización de la familia, y que no reciben otro examen físico que los ya mencionados; dado que se cuenta con el equipo de última generación no es necesario usar gotas oftalmológicas para dilatar. Esos datos son confidenciales, quedan guardados en formato electrónico y se manejan con la historia clínica a través de salud.uy, indicó.

Por su parte, la directora general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Irupé Buzzetti, dijo que se trabaja en una política de enlaces que consiste en evaluación e intervención.

Detalló que el alumno ingresa con 3 años y tiene un enlace de inicial a 1°, de 1° a 3° y de 3° a 6° año. En todo ese lapso aprenden a leer, escribir y comprender. El enlace es aquel ideal que tenía el maestro Julio Castro en 1949. En la oportunidad, recordó que el programa se realizó por mandato del presidente Tabaré Vázquez y que en el año 2018 “se irá por la salud auditiva”.

“Estamos en el camino. Hoy tenemos 1.870 niños evaluados, que ingresan a la educación en rojo, que necesiten que pongamos la lupa en ellos. Ningún niño puede quedar descuidado para aprender”, subrayó Buzzetti.

Fuente: En base a Secretaría de Comunicación de Presidencia

Programa Nacional de Salud Visual Escolar

Consejo de Ministros - Montevideo - 24 de abril de 2017