En el marco de la 27 edición del Programa Educativo de Verano que se viene llevando a cabo en más de 130 Escuelas del País mediante diversas actividades lúdicas, recreativas y pedagógicas, los niños también concurren a la Playa.-

PRENSA PRIMARIA

La Playa del Buceo sirvió de escenario para que alumnos de la Escuela N° 157 disfrutaran de una jornada diferente en el marco del Programa Educativo de Verano 2017.

Una veintena de niños, como lo hacen todos los viernes, en grupos rotativos y en tandas, de esa Escuela concurren a compartir actividades acuáticas en las olas del Buceo.

Una propuesta incluida en el Proyecto Escolar que se presta para el aprendizaje y las primeras herramientas para manejarse en el agua dada por la Docente de Educación Física, acompañados por la Directora y talleristas de la misma Institución.

Los chicos llegan a la Escuela de Villa García, desayunan y salen rumbo a la playa, al regreso almuerzan y hasta el otro día.

Porque en vacaciones también se aprende

Esa es la clave del Programa Educativo de Verano (PEV): un espacio de enseñanza y aprendizaje llevado a cabo en un tiempo de vacaciones y de disfrute. De algún modo, el PEV es, para todos los niños que participan de esta propuesta del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), un tiempo de juegos, diversión, entretenimiento, creatividad y salud desarrollado al aire libre, pero también es un tiempo de aprendizajes, de cuidado del medio ambiente, de adaptación, de incorporación de hábitos, de construcción de vínculos, de interacción entre pares e interacción con adultos. Es decir, para todos los niños que participan de la propuesta –así como también para los adultos–, cada día de asistencia al PEV significa un crecimiento en todos los sentidos.

En este caso, los niños de la Escuela N° 157 de Villa García disfrutan de jornadas a puro sol, olas y arena en este Verano Educativo 2017.-