Una delegación del Ministerio de Educación de la República Dominicana visita nuestro país para intercambiar las distintas experiencias que el Consejo de Educación Inicial y Primaria viene desarrollando con las Escuelas de Tiempo Completo

Integrantes del Ministerio de Educación de la República Dominicana (MINERD) fueron recibidos por el Consejo de Educación Inicial y Primaria en pleno en su Sala de Sesiones, donde intercambiaron ideas y experiencias acerca del modelo de Escuelas de Tiempo Completo (ETC) en Uruguay, lo que en el país ubicado en el archipiélago de las Antillas se conoce como Escuela Extendida.

El director general del CEIP, Héctor Florit, junto a las consejeras Mirta Frondoy e Irupé Buzzetti, más la asesora docente Miriam Díaz, la inspectora técnica Cristina González, la inspectora coordinadora de ETC Virginia Tort e inspectores generales, recibieron al coordinador general de la Oficina de Cooperación Internacional del MINERD, Fernando Ogando, la directora del Instituto Nacional de Formación y Capacitación Docente, Dania Burgos, la coordinadora docente de Enlace Inicial y Básica de la Dirección General de Currículo del MINERD, Glenny Borquez, la experta en Currículo de Orientación y Psicología, Casilde Ávila, y Luis Ortiz, director de la Escuela de Educación Básica.

Vale mencionar que República Dominicana cuenta con aproximadamente 10 millones de habitantes, de los cuales 2 millones son niños que concurren a la escuela. Según los datos aportados por el MINERD, en la actualidad existen 28.000 aulas nuevas y el Gobierno busca ampliar al sistema de Escuela Extendida.

La inspectora Tort presentó a los participantes la propuesta pedagógica de la ETC, resaltando el espíritu de la misma en fomentar “espacios de serenidad para pensar la escuela y pensarnos en la escuela”.

Actualmente el CEIP cuenta con alrededor de 185 instituciones trabajando en esta modalidad, de las cuales 14 se inician este año. El universo de alumnos que abarca este programa de trabajo es de cerca de 42.000 alumnos, pudiéndose categorizar en escuelas de 16 aulas (trabaja con niños de 4 a 12 años de edad), escuelas de 12 aulas (que no cuenta con educación inicial) y escuelas de 8 aulas, que son la mayoría y marca la tendencia.

Según la coordinadora de ETC todas cuentan con inglés o portugués como segunda lengua, además de educación física y demás actividades. Los niños permanecen allí durante 7 horas y media, repartiendo el trabajo en tres módulos (dos de mañana y uno de tarde). Por su parte, los docentes cuentan con dos horas y media de tiempo semanal para la coordinación del trabajo con el resto del colectivo.

Los integrantes del CEIP, así como los inspectores y demás autoridades presentes, coincidieron en afirmar la importancia de las ETC para la comunidad en la que están insertas, resaltando también lo importante de la ubicación estratégica de las mismas así como también de la pertinencia de los edificios construidos o transformados especialmente para esta modalidad de trabajo.

El director general expresó que es voluntad de esta Administración llegar a unas 300 ETC en todo el país, señalando además que esto se ha convertido en una preocupación central.

Por su parte, la consejera Frondoy resaltó que la extensión del tiempo pedagógico es una preocupación y un desafío del CEIP, mientras que la consejera Buzzetti afirmó que la escuela es un aprendizaje de vida, que el niño va construyendo su moral a través del juego, actividad importante y trascendente en las ETC.

La delegación dominicana coincidió en manifestar el beneplácito por el Programa de ETC en Uruguay, queriendo conocer más aún al respecto. Para ello, visitarán 2 escuelas de esta modalidad, una nueva y otra con años de funcionamiento en Montevideo: la Escuela 330, inaugurada en 2011, y la Escuela N° 94, inaugurada en 2004.

Posteriormente visitarán la Escuela N° 82 del departamento de Colonia, que se trata de una escuela transformada y que actualmente está funcionando con obra.