Herramienta para la reinserción escolar

El Banco de Previsión Social y la Administración Nacional de Educación Pública controlarán la asistencia a clases de los niños que reciben asignación familiar.

Distintos organismos anunciaron que cruzarán los datos de asistencia escolar, tanto en la educación pública como en la privada, para controlar si los 950.000 niños y adolescentes que reciben una asignación familiar cursan sus estudios.

Las autoridades del MIDES, el MTSS, el BPS y la ANEP subrayaron que este instrumento servirá para trabajar en la reincorporación de los niños y adolescentes a la educación.

El Gabinete Social anunció que a partir de mayo controlará la asistencia a clases de los niños y adolescentes que concurren a la educación pública o privada. El 30 de abril comenzará el trabajo del primer período de cruzamiento de datos entre el banco del Sistema Integrado de Información en el Área Social del Ministerio de Desarrollo Social con los registros aportados por el BPS. En base a esos datos, la ANEP verificará la situación educativa de los beneficiarios y trabajará con padres y alumnos para su reinserción educativa. Esta labor se llevará a cabo hasta el 10 de junio.

Si las situaciones de inasistencia se encuentran incambiadas en julio, las autoridades suspenderán el pago de las asignaciones familiares. Habrá un segundo período de cruzamiento de datos, que comenzará el 31 de julio y finalizará en octubre.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker, señaló que el contralor de la inscripción y la asistencia al sistema educativo para el pago de la asignación familiar no se debe observar como un mecanismo fiscal ni punitivo, sino como una herramienta de estímulo para la presencia de los niños y adolescentes en escuelas, liceos y escuelas técnicas.

“Aspiramos a que aquellos que sean dados de baja puedan ser revinculados al sistema educativo en el menor plazo posible”, finalizó.

Por su parte, el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, recordó que el país tiene señales positivas en materia educativa, como por ejemplo, la disminución del rezago y el crecimiento de la asistencia escolar en primaria.

Informó que unos 25.000 jóvenes participan en programas de apoyo a la continuidad educativa o de revinculación como Compromiso Educativo, Tránsito Educativo, Formación Profesional Básica, Jóvenes en Red, CECAP, etc.

El MEC entrega cerca de 10.000 becas de las cuales 8.500 se distribuyen en la educación media, 5.500 corresponden a Compromiso Educativo y el resto a CECAP. Finalmente, sobre una matrícula actual total de 340.000 estudiantes de enseñanza media pública y privada, en los últimos años, se ha registrado un crecimiento de aproximadamente 40.000 estudiantes que se han integrado a propuestas con continuidad educativa.

Nelson Loustanau, subsecretario de Trabajo y Seguridad Social, recordó que las asignaciones sociales son una política pública que cumplirá 70 años de vigencia en 2013 y que estas asignaciones comprenden la plena vigencia de dos derechos humanos: a la seguridad social y a la educación.

Fuente: en base a Presidencia .

Comunicación Social